Uno de los principales motivadores que llevan a un emprendedor a crear su propia startup es la posibilidad de ser su propio jefe, regirse por sus propias reglas y tiempos, con la más absoluta libertad. Pero en la práctica, un emprendedor se debe a sus socios, clientes, inversores, y una larga lista de actores y partes interesadas. En el día a día, hasta el de la limpieza y la señora de los cafés tienen algo que decirle sobre cómo debe hacer las cosas.

Serás tu propio jefe - Entrepreneuras.com