Dicen que la medida del éxito de cada ser humano es muy personal, pues se trata del cumplimiento de sus propias metas y cada quien tiene las suyas. Así que luego de años de sentirme mal por no alcanzar mis sueños, he decidido adoptar una nueva estrategia: bajar mis expectativas para conmigo mismo. Así me será más fácil ser un emprendedor exitoso el próximo año :-)
Con esta inspiradora viñeta me despido de este maravilloso 2012, lleno de sueños e ilusiones (aun por cumplir). Muchísimas gracias a todos ustedes por ser mi inspiración diaria. Nos vemos en 2013 con la misma incansable y optimista actitud de siempre: actitud emprendedora!

Metas para el próximo año - Entrepreneuras.com