Te pasa cada vez que entras en un nuevo mundo, lleno de tecnicismos, jergas, jerigonzas y argots. Cuando entras en tu primera junta de marketing. Cuando recibes el primer reporte de una marca internacional. Cuando desarrollas un proyecto para los Procter, las American Express o las ONUs del mundo. Cuando vas a tus primeras charlas sobre emprendimiento. Te pasa que no entiendes, simplemente no entiendes, y pareces ser el único que no se entera de nada de lo que dicen. Y te la juegas calibrando a todos los presentes, preguntando lo menos posible, asumiendo cosas y, sobretodo, buscando acrónimos en Google. Sintiéndote como un cavernícola, tratando de que no se note mucho.

Cuando vas a tu primera charla sobre emprendimiento - Entrepreneuras.com