El camino del emprendedor nunca es en línea recta, ni para arriba, ni para abajo. Montar una startup es como embarcarse en un recorrido sinuoso, lleno de altibajos, vértigos y esfuerzos. Si estás en plena subida, no aflojes ni pierdas el momentum. Y si sientes que todo va de maravillas, como si fueras de bajadita, no te confíes y aprovecha ese impulso para afrontar la siguiente cuesta, que seguro está a la vuelta de la esquina.

Ciclismo (deportes para emprendedores) - Entrepreneuras.com